lunes, 3 de febrero de 2014

UN VERANO EN ROVANIEMI, LA EXPERIENCIA DE NIEVES


Te puedes presentar: ¿De dónde eres,  cuánto tiempo viviste en el extranjero?
Me llamo Nieves, soy de Barcelona y hace casi 10 años durante un verano decidí vivir una aventura llena de magia en Rovaniemi (Finlandia). Gracias a una beca me trasladé junto dos compañeros. Desde entonces, volví a mi ciudad y posteriormente viví en Andorra.
¿Qué es lo que haces actualmente?
Actualmente, me dedico al sector de la hostelería. Llevo 6 años trabajando en el departamento de recepción de un hotel de 4 estrellas.
¿Por qué elegiste vivir en esa ciudad?
La verdad es que no me dieron a elegir destino. Pasé una serie de entrevistas dentro del programa Leonardo para estudiantes, y fui elegida de entre unas 2000 peticiones para 150 plazas, con lo cual me sentí muy privilegiada. Después de todo eso, me llamaron un día para decirme que había sido seleccionada y nos convocaron para informarnos sobre el destino y que era lo que haríamos allí.
¿Con qué frecuencia y medios te comunicabas con tu familia?
Por entonces, llamaba un par de veces por semana por teléfono a casa con una tarjeta de prepago desde un teléfono público toda una odisea para llegar, ya que tenía que recorrer cerca de 4km en bicicleta para llegar al centro de la ciudad.
¿Llegaste con contrato de trabajo o sólo con expectativas?
Llegué con contrato de trabajo como estudiante. Mi jornada era de 8 horas como asistente en la oficina de Correos del Círculo Polar Ártico, es decir donde vive Papá Noel. A cambio nos daban alojamiento, transporte, comida, etc…
¿Se han cumplido tus objetivos laborales?
La verdad es que si, me dedico a algo que me gusta, para la que estudié muchísimo y fue mi primera experiencia fuera de casa, con gente, costumbres y ambiente diferente al que estaba acostumbrada
¿Cómo es tu día a día?
Hoy por hoy, y en España un trabajo muy marcado por mis horarios: mañana, tarde ó noche. La verdad si lo pienso bien era una gozada disfrutar de todo aquello, con un horario mucho mejor por lo menos para compatibilizar con tu vida o bien con los estudios. Ahora casi he de hacer malabares o bien planearme bien la semana para que pueda hacer cosas.
¿Qué haces en tu tiempo libre?
Aprovecho todo lo que puedo para estar con mi familia, por los horarios se hace difícil poder estar en momentos o ocasiones concretas. A parte de eso, ir al cine y cuando se puede hacer alguna escapada, disfrutar de mis amigos… ¡Vamos, tener vida social!.
¿Cuáles eran las actividades más populares de Rovaniemi?
Pues, como fue en los 6 meses que es de día durante 24hrs y disfrutábamos de un tiempo primaveral, para ellos su verano, iban mucho a la “playa”, lo que era en realidad un grandioso lago,  habían hecho orillas con arena para que la gente pudiera disfrutar de él. Salen mucho en bicicleta y a pasear, supongo que después de esos 6 maravillosos meses, les toca vivir otros 6 de total oscuridad.
¿Qué consejo le darías a aquellos que quieren instalarse en esta ciudad?
Primero de todo, que tengan un buen nivel de inglés. En Finlandia es fundamental ya que es segundo idioma oficial o si de la casualidad que sepas finés. Por otro lado, creo que lo mejor para aclimatarse es ir en los meses de luz total para así prepararse psicológicamente para el resto del año que es de noche.
De paso, si conoces o tienes algún contacto puede ser muy útil ya que el Gobierno da muchas ayudas a personas estudiantes (te pagan el piso, recibes un pequeño sueldo por estudiar, te pagan el material que necesitas para el estudio,…).
¿Te informaste previamente en algún organismo o te ayudó alguna plataforma web en esta nueva experiencia?
La verdad, que el programa Leonardo nos dio toda la información. Debíamos tener el DNI en regla e ir a la seguridad social a pedir un papel por si pasaba algo fuera para que los medicamentos o pruebas médicas quedaran cubiertos por nuestro sistema sanitario. Por lo demás, teníamos billetes de avión, apartamento y contactos tanto dentro como fuera de nuestro trabajo por si necesitábamos ayuda en algún momento.
¿Cómo fue tu llegada a este país?
Recuerdo que primero llegué al aeropuerto de Helsinki. Me impactó que había una sala para fumadores totalmente cerrada y con ventiladores, y por otro lado para hacerte la espera más llevadera hasta el segundo vuelo que nos llevaría a Rovaniemi, había toda una sala de juegos con una Play.
Lo peor fue no tener tiempo entre vuelos para poder escaparnos a visitar Helsinki.
¿Dónde te alojaste al llegar?
Nos hospedamos en un apartamento totalmente equipado en la ciudad universitaria de Rovaniemi. No nos faltaba de nada, incluso teníamos bicicletas en plan “Verano Azul” para llegar hasta el centro de la ciudad.
¿Tuviste dificultades de adaptación (las costumbres, la gastronomía, el idioma, el clima)?
Por el clima no, ya que íbamos muy informados al respeto. Sólo la primera semana, me costó dormir ya que dormimos cuando es oscuro se supone, pero ¿dormir cuando todavía hay sol? Como si fueran las 10 de la mañana, es difícil de verdad.
En cuanto al idioma también, ya que nos comunicábamos en inglés, pero saber que sabes inglés y que normalmente lo hablas con determinadas personas y dentro de un entorno como puede ser la Academia de Idiomas me chocó bastante o quizás más bien tenía miedo escénico al principio por si no fueran a entenderme, pero, después de la primera semana y conocer a la gente ya no me costó.
De la gastronomía nunca entendí por qué comen ensaladas con muchas cosas y con todo tipo de salsas y vinagretas todo revuelto y tampoco por qué venden bolsas de patatas fritas como de 1kg en plan “super size” con miles de bolsitas pequeñas dentro y todo tipo de aderezos y salsas preparadas para echarles, es algo peculiar la verdad.
En cuanto a costumbres se descalzan cuando van a casa de alguien, es más mucha gente tiene zapatillas para cuando va gente a casa se las puedan poner, comen sobre las 12.00 de la mañana.
Los coches tienen un enchufe para arrancarlos en invierno, por las bajas temperaturas los tienen que conectar a un motor externo mediante este enchufe, además no tienen aire acondicionado y las luces del coche se encienden al ponerlo en funcionamiento
¿Qué fue lo que más te sorprendió?
Como te decía, el enchufe en el coche fue lo más raro que he podido ver. Luego preguntas y obvio tiene su lógica pero de primeras no entiendes que hace eso ahí.
¿Cómo es el trato con la gente?
Como gente del norte que son, te pueden parecer fríos y distantes, pero, luego después de conocerlos son unas personas maravillosas. Agradables, simpáticos, divertidos, hospitalarios y muy cercanos. Cuando saben que eres de fuera, se preocupan siempre por ver como estás.
¿Es fácil instalarse y hacer nuevos amigos?
Instalarse es fácil o por lo menos a mí me lo pareció también por qué estaba todo acordado por el programa. En cuanto a hacer amigos, creo que como son un poco distantes, supongo que esperan  ver como eres y esas cosas, son más cerrados, pues cuesta un poco, pero luego sin problemas.
¿Qué aconsejarías para encontrar nuevas amistades en esta ciudad?
Creo que tener suerte de tener un buen ambiente de trabajo ayuda a conocer gente de allí y a partir de ahí darte a conocer entre ellos, mostrarles que puedes encajar con ellos todo es mucho más fácil, sino siempre queda algún grupo estudiantil o como ahora está tan de moda algún grupo de “españoles por el mundo” que estén por ahí.
Dinos un rasgo característico de la ciudad que te guste mucho y un aspecto negativo...
Me encantó la tranquilidad y la paz que notas allí, es como si todo fuese mucho más lento, o por lo menos a mi me lo pareció es gente muy tranquila y educada, además la ciudad está limpísima.
¿¿Negativo?? Que no entiendo por qué no se puede llevar a alguien en el asiento de atrás de la bicicleta, está prohibido o por lo menos lo estaba.
Un prejuicio sobre la ciudad que resultó totalmente equivocado...
Iba sin ideas preconcebidas la verdad, así que no sabría que decirte, te estaría mintiendo la verdad.
¿Qué es lo que más extrañabas de tu país?
La comida de mi madre y tener cerca a mis padres.
Desde tu experiencia personal, ¿en qué cuestiones crees que WORKYLAND te habría ayudado?
Pues mira, creo que Workyland ahora mismo podría representar lo mismo que el programa Leonardo en mi caso, sólo que sin entrevistas previas para conseguir una plaza para la beca.
Podríais aportar, otro punto de vista: dime como eres y te diré tu destino, algo así. Ver que perfil tiene, que es lo que quiere, o necesita, que propósitos/expectativas tiene. Ayudarle a elegir, proponerle destinos donde lo que busca en cuanto a empleo o estudios esté en alza y recomendarle las mejores opciones para buscar alojamiento, o ayudas si el Gobierno del país las da para personas de fuera, todas esas cosas que a veces te llevan tiempo averiguar y que de esta manera estarían sólo a un click o un email de contacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario