miércoles, 29 de enero de 2014

LO QUE DEBES SABER SI TRABAJAS EN EL EXTRANJERO

Vivir una experiencia laboral internacional puede abrirte muchas puertas cuando regresas a España. Pero ni todos los países tienen los mismos beneficios sociales ni en todos podrás adaptarte con la misma comodidad. Europa y Latinoamérica son dos de los destinos preferidos.

Trabajo-en-el-extranjeroLa fuga de profesionales españoles continúa. Sólo en el primer semestre del año pasado España perdió 125.000 habitantes, un 50% más que en el mismo periodo de 2012, de los que 40.000 eran españoles, según la última estadística de migraciones publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Hacer las maletas para buscar un futuro laboral mejor fuera de nuestras fronteras no es fácil. Menos aún si el destino que nos espera carece de la cobertura sanitaria a la que estamos acostumbrados o es un país considerado inseguro. Tampoco es sencillo volver, ya que tras varios años fuera muchas cosas pueden haber cambiado. Entonces… ¿merece la pena aventurarse?
Beneficios sociales
No es un secreto que son muchos los países que reclaman talento español. Sin embargo, en todos no te vas a encontrar con las mismas comodidades sociales. Noelia de Lucas, directora comercial de Hays España, apunta a Europa y, en concreto, a los países escandinavos y a Alemania, Suiza, Luxemburgo, Holanda y Francia como los mejores destinos en este sentido.
Jorge Sarazá , abogado laboralista sénior de Ceca Magán Abogados, recuerda que, históricamente, los países escandinavos han sido los líderes en calidad de vida y beneficios sociales, tanto públicos, como privados. “Los sistemas públicos de salud y bienestar que más ayudan a sus contribuyentes son los de Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia y algunas listas incluyen también a Islandia”. En el otro fiel de la balanza están los países africanos y Latinoamérica en general, según De Lucas. Y eso que Sudamérica es un destino elegido por los españoles por el idioma y la cultura. Pero, sin embargo, ha perdido seguridad jurídica.
Cobertura sanitaria
Eduardo Riera, asociado del área legal de Mercer, recuerda que, aunque cada país tiene su sistema sanitario propio “existe un reglamento comunitario sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social según el cual cualquier profesional que vaya a trabajar a un país de la Unión Europea (UE), Espacio Económico Europeo y Suiza queda cubierto en materia de salud. En el resto de países hay que ver si España tiene suscrito algún convenio bilateral en términos de seguridad social y conocer qué coberturas tiene”.
Adaptación
Aclimatarse a un nuevo país con otras costumbres no es sencillo. Tradicionalmente los españoles hemos optado por emigrar a países del entorno europeo. Así lo confirma una encuesta realizada por Hays, según la cual el 45% de los profesionales españoles en el extranjero se concentra en Alemania, Reino Unido, Francia, Suiza y México. Estos datos indican que Europa es el destino preferido. Sarazá cree que “parece lógico pensar que buscamos escenarios que se asemejen a España. Por la forma de ser de los países latinos preferimos Latinoamérica, Italia, Portugal y Francia; pero también buscamos países en los que evolucionar desde un punto de vista profesional, lingüístico, académico y económico como Alemania, Estados Unidos, Japón e incluso Australia”.
El regreso
La forma en la que te fuiste influirá en la manera en la que regreses. Si te expatrió tu compañía puedes encontrarte sin un puesto a tu vuelta. Óscar Izquierdo, director de compensación y beneficios de EY Abogados, advierte de que esta situación no es improbable ya que “en estos momentos nadie puede garantizar una posición a tres años vista”. Ni siquiera si cuentas con la carta de asignación internacional en la que se acuerdan los términos de la vuelta. Borja Montesino, socio de PwC Tax & Legal Services, asegura que, aunque se trabaja mucho el retorno “es difícil garantizar que tu puesto esté libre cuando vuelvas. Sin embargo, generalmente la compañía intenta adecuarte en un puesto similar al que tenías cuando te fuiste”. Si, por el contrario, la empresa decide que no tiene hueco para ti en el despido debe constar toda tu antigüedad, incluidos los años en el extranjero.
De cualquier modo, una experiencia internacional siempre abre puertas. Eva Sainz Cortadi, asociada sénior del departamento de Derecho Laboral de EY Abogados, asegura que cuando un profesional, que ha trabajado en el extranjero, envía su currículo a una empresa ésta le tiene en consideración pues “ve en él un perfil flexible que ha sabido adaptarse. Ve a alguien polivalente que ha sacado adelante proyectos determinados en otros países”.
Los perfiles más demandados en el extranjero
Sergio Hinchado, manager de Hays, contempla algunos de los sectores en los que hay mayor demanda de talento y los países que lo reclaman:
En el campo de la ingeniería, “los que más están contratando son Australia, Canadá, Singapur, Chile y México. Si concretamos, Australia, Canadá y Chile necesitan ingenieros en los sectores minero y constructor, mientras que Singapur demanda estos profesionales para las áreas de petróleo y gas. México, por su parte, necesita ingenieros de la industria de la automoción”.
En Europa es Alemania el país que reclama más ingenieros, especialmente industriales y con conocimientos de alemán e inglés.
En el área de exportación y logística, Hinchado apunta que en economías emergentes de Asia y Latinoamérica “buscan profesionales con experiencia en el desarrollo del negocio, export area manager con idiomas, así como directores de reingeniería de negocios capaces de redefinir la actividad empresarial y adaptarla a los nuevos escenarios”.
El manager de Hays asegura que “la Unión Europea ha comenzado el año ofertando puestos de trabajo para médicos, enfermeros y farmacéuticos”. Hinchado indica, asimismo, que las tres posiciones más demandadas en el sector sanitario en países como Bélgica, Alemania, Hungría, Suiza, Brasil, Dinamarca, Holanda, Polonia, Chequia y Rusia son técnicos, científicos y de producción.
El perfil del expatriado… en cifras
* Un 71,7% son hombres, frente al 28,3% que son mujeres.
* La edad media del expatriado es de 37,3 años.
* El inglés es el idioma más hablado por los profesionales desplazados, en un 90%.
* Un 47,1% tiene estudios de licenciatura.
* La duración media de la expatriación se sitúa entre los dos y los tres años.
* Un 68,8% lleva menos de 10 años trabajando en la empresa que lo expatria.
* Más del 85% realiza funciones de dirección, control o transmisión de conocimientos.
* Alrededor del 70% de los casados que se expatrían se separan.
Fuente: Informe ‘Políticas de expatriación en multinacionales: visión de las personas’, elaborado por EY Abogados y el IESE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario